viernes, 25 de noviembre de 2011

Lynn Margulis y la biología que afecta a nuestras vidas.


Nació el 5-4-1938 en Chicago (Illinois, USA)  
Murió el pasado 22-11-2011 en Amherst (Massachusetts, USA)

“En la Universidad conseguí un título, un marido (Carl Sagan) y un muy duradero escepticismo crítico.”



“Soy escéptica acerca del ser humano. La naturaleza es mi religión.”

“Este planeta es un ecosistema de ecosistemas autorregulado en cuya base están las bacterias, ¡que nos sobrevivirán!

“La vida en la Tierra constituye un enorme ecosistema (Gaia) formado por muchos ecosistemas menores. Si en la Tierra hubiera una sola especie viva, se ha calculado que no podría durar más de 300 millones de años, pues en ese tiempo habría ya agotado todo su sustento. Pero como la vida recicla la materia...: los desperdicios de unos seres vivos... ¡son aire fresco para otros!

“Gaia es la resultante de billones de seres que pugnan, se alimentan, se aparean y excretan. ¡La especie humana acaba de llegar! Gaia es perra vieja: ¡no está en absoluto siendo amenazada por los humanos!”

“La crítica basada en el conocimiento resulta muy buena para un científico porque la ciencia es autocorrección. Sin embargo, al principio, algunos críticos consiguieron impedir mis publicaciones. En lo que más me afectó fue en el bloqueo del dinero para investigación. Hace 15 años frustraron mi acceso a fondos de la NASA, por ejemplo, y eso me causó problemas. Pero también puedo pensar, con el paso del tiempo, que quizá fuera una buena cosa porque pude dedicarme en exclusiva a lo que de verdad me interesaba.”

“No estoy de acuerdo con Lovelock en esa visión del planeta como un gran organismo. La Tierra es un gran ecosistema y, pese a nuestra presunción, no creo que podamos salvar el planeta; ésa es una visión muy antropocéntrica. Resulta muy difícil predecir lo que va a pasar y no se puede anticipar gran cosa sobre el futuro con mucha seguridad. Por eso no soy una activista en materia medioambiental.”

“La especie humana es peligrosa para sí misma, ¡jamás para Gaia! Aunque lo intentara, la especie humana jamás podría destruir la vida en este planeta.

“…la gente de genética no hablaba nunca de las bacterias. Las bacterias pertenecían a la medicina, o a las ciencias de los alimentos; estaban consideradas como algo práctico, como la parte más poco intelectual de la biología…”

La vida es materia y flujo de energía que puede escoger, que puede modificar su entorno. La vida es un verbo, no un sustantivo, es un proceso, un crecimiento que no quiere parar.”

Se matriculó a los 14 años en la Universidad de Chicago, se graduó a los 19.

Le concedieron el titulo honorífico de doctora honoris causa en 9 universidades del mundo.

Publicar un comentario