domingo, 14 de septiembre de 2008

PUEBLO VIEJO DE BELCHITE


El árbol se levanta sobre la tapia hundida.
El viejo campanario –la paloma que había
huyó bajo la guerra- está desierto:
Todo es la sombra.
..
El monte desolado invade el patio,
el pozo seco,
el niño destrozado por la yedra.
Alguien recuerda –Antes estuve aquí,
hoy ya no vuelvo- por los muros de adoba calcinados:
..
¿Quién ha puesto el olivo
enfrente del olivo?.
.
¿Quién ha dejado sangre
enfrente de la sangre?.
..
¿Quién ha traído muerte
en contra de la muerte?.
..
¿Quién, en fin, ha destruido al hombre
contra el hombre?.
..
Sobre la casa yerta ya nadie se levanta.
“ Belchite ” JOSÉ ANTONIO LABORDETA

Mientras yo meditaba en el silencio
*
Me dijo con voz acusadora: “¿Tú que cantas?
Es que acaso no sabes que sólo existe un tema para todos los bardos
inmortales
Que ese tema es la guerra, la fortuna que se alcanza en la lucha
La creación de soldados perfectos?”
WALT WHITMAN

Vientos del pueblo me llevan,
vientos del pueblo me arrastran,
me esparcen el corazón,
y me aventan la garganta.
MIGUEL HERNÁNDEZ

Guerra de vida y muerte para el cuerpo y para el alma eterna
*
Tras una guerra extraña, sangrienta y cruel que se libró por ti…
*
Yo también, sombra altiva, he cantado a la guerra, a una guerra más prolongada y grande que ninguna
WALT WHITMAN

La efusión de las piedras y las ramas,
la vida derramando un vino rudo,
cerca de aquel cadáver con escamas.
MIGUEL HERNÁNDEZ

Los vivos duermen lo que les corresponde, lo mismo que los muertos
*
Los gritos, los insultos, el fragor y los hurras por el blanco acertado
*
Y que es la razón? ¿Qué es el amor?¿Y qué es la vida?
*
Soy Walt Whitman, un cosmos, el hijo de Manhattan,
WALT WHITMAN
La guerra, madre: la guerra.
Mi casa sola y sin nadie.
Mi almohada sin aliento.
La guerra, madre: la guerra.
Mi almohada sin aliento.
La guerra, madre: la guerra.
.
La vida, madre: la vida.
La vida para matarse.
Mi corazón sin compaña.
La guerra, madre: la guerra.
Mi corazón sin compaña.
La guerra, madre: la guerra.
.
¿Quién mueve sus hondos pasos
En mi alma y en mi calle?
Cartas moribundas, muertas.
La guerra, madre: la guerra.
Cartas moribundas, muertas.
La guerra, madre: la guerra.
”LA GUERRA, MADRE.” MIGUEL HERNÁNDEZ
Publicar un comentario