domingo, 3 de diciembre de 2017

Grandes temazos: The Blacksmith

SI QUIERES APRECIAR LA BELLEZA, ESCUCHA CON ATENCIÓN A PARTIR DEL MINUTO 2:40

"The Blacksmith" (El Herrero) es una canción folclórica tradicional inglesa, también conocida como "Un Herrero me cortejó". La canción fue recopilada por Ralph Vaughan Williams en 1909 de Ellen Powell, una vecina del sur de Briminghan.


La canción ha sido grabada muchas veces y por muchos músicos. No obstante me enamoré de la de PLANXTY, el grupo seminal irlandés de la década de los 70, con la voz y bandurria de Andy Irvine, la mandolina de Dónal Lunny,  el bouzouki de Christy Moore y la increíble uilleann pipes (gaita irlandesa) de Liam O’Flynn. Es una versión en directo que aparece en su maravilloso álbum: Live at Vicar Street, 2004.



UNA RECOPILACIÓN DE INTERPRETES, COMO OTRA CUALQUIERA=
The Holohan Sisters.
Steeleye Span.
Maddy Prior (de Steeleye Span ) canta una versión a cappella de la canción en su álbum en solitario de 1993.
Andy Irvine y Mick Hanley.
Planxty.
Pentangle.
Bert Jansch.
Loreena McKennitt en su disco Elemental.
Eddi Reader.
Martin Simpson
Kathy & Carol.
The Critics Group.
Shirley Collins.
Barbara Dickson en el álbum Do Right Woman.
Phil Cooper en el álbum Pretty Susan.
Scatter the Mud en el álbum In the Mood .
Linda Ronstadt da una interpretación a cappella en el álbum compilado de 1990 Rubáiyát.
Barry Dransfield grabó una versión instrumental inusual de la canción.
Jah Wobble grabó una versión de la canción en su álbum de 1996 English Roots Music.
Runa grabó una versión en su álbum debut Jealousy .




CASI LA LETRA ES LO DE MENOS EN LA CANCIÓN TRADICIONAL, AUN ASÍ ESTA ES LA LETRA DE ANDY INVINE Y PLANXTY=
A blacksmith courted me,
Nine months and better.
He fairly won my heart,
Wrote me a letter.
With his hammer in his hand,
He looked quite clever.
And if I was with my love,
I'd live for ever.

But where is my love gone,
With his cheeks like roses?
And his good black Billycock on,
Decked round with primroses?
I'm afraid the scorching sun,
Will shine and burn his beauty.
And if I was with my love,
I'd do my duty.

Strange news is come to town.
Strange news is carried.
Strange news flies up and down:
That my love is married.
I wish them both much joy,
Though they can't hear me.
And may God reward him well,
For the slighting of me.

Don't you remember when,
You lay beside me?
And you said you'd marry me,
And not deny me?
If I said I'd marry you,
It was only for to try you.
So bring your witness love,
And I'll not deny you.

No witness have I none,
Save God Almighty.
And may he reward you well,
For the slighting of me.
Her cheeks grew pale and wan,
It made her poor heart tremble
To think she loved that one,
And he proved deceitful.

A blacksmith courted me,
Nine months and better.
He fairly won my heart,
Wrote me a letter.
With his hammer in his hand,
He looked quite clever.
And if I was with my love,
I'd live forever.



MI TRADUCCIÓN MACARRONICA=
Un herrero me cortejó, nueve meses y mejor.
Él justamente ganó mi corazón, me escribió una carta
Con su martillo en la mano, se veía bastante inteligente.
Y si estuviera con mi amor, viviría para siempre.

Pero, ¿dónde está mi amor con sus mejillas como rosas?
Él se ha ido al otro lado del mar recogiendo primaveras.
Me temo que el sol abrasador, brillará y quemará su belleza.
Y si estuviera con mi amor, cumpliría con mi deber.

Extrañas noticias vienen a la ciudad, llegan noticias extrañas.
Extrañas noticias vuelan arriba y abajo: Que mi amor está casado.
Les deseo mucha alegría a ambos, aunque no puedan oírme.
Y que Dios les recompense bien, por despreciarme.

¿Qué me prometiste cuando te tendiste a mi lado?
Dijiste que te casarías conmigo y no me negarías.
Dije que me casaría contigo, y fue solo por probarte.
Así que trae tu testimonio de amor y no te negaré.

Ningún testigo no tengo ninguno, salvo a Dios Todopoderoso.
Y que él te recompense bien, por despreciarme.
Sus mejillas al ponerse ajadas y pálidas, hicieron temblar su pobre corazón.
Para pensar que ella amó eso, y él la engañó.

Un herrero me cortejó, nueve meses y mejor.
Él justamente ganó mi corazón, me escribió una carta
Con su martillo en la mano, se veía bastante inteligente.
Y si estuviera con mi amor, viviría para siempre.










domingo, 19 de noviembre de 2017

ARAGÓN Y CATALUÑA: 880 AÑOS DE UNIÓN. (13 de noviembre de 1137)

ARAGON AND CATALONIA: 880 YEARS OF UNION.  (TOGETHER) November 13, 1137


Una vieja unión que algunos descerebrados quieren romper.
600 años más que USA, México, Brasil, Argentina, Perú, Chile, Australia, Alemania, Italia... 


 Ramiro II, el rey de Aragón –apodado el Monje- al no tener descendiente varón, dejó la función del gobierno  a Ramón Berenguer IV, conde de Barcelona, que era el marido de su hija Petronila, ella contaba con un año de edad, cosas de la Edad Media.

 En un documento público, conocido como Renuncia de Zaragoza, fechado el 13 de noviembre de 1137 y realizado en el castillo de El Castellar en las proximidades de la ciudad de Zaragoza, el rey Ramiro II otorga la potestad real –el poder, pero no la dignidad de rey- a Ramón Berenguer.
Petronila –la hija de Ramiro- tomó el título de "Reina de Aragón" y Ramón Berenguer firmó en adelante como Conde de Barcelona y Príncipe de Aragón.

El matrimonio se había hecho bajo la forma de Casamiento en Casa (Una institución jurídica aragonesa de régimen consuetudinario tendente a la cohesión y perpetuación de la casa parental. En realidad capitulaciones matrimoniales que facultan al conyugue como heredero o heredera en caso de enviudar) Esto supone que mientras no haya descendiente varón, el esposo cumple la función de gobierno, pero no la de cabeza de la Casa, que solo se otorgará al heredero.

El 18 de julio de 1164, el hijo de Petronila y Ramón heredaría el patrimonio conjunto (que no era exactamente Aragón actual y mucho menos la Cataluña actual) con el nombre de Alfonso II de Aragón.  


«Es de todos conocido que yo Ramiro, por la gracia de Dios rey de los aragoneses, di mi hija a Ramón, conde de los barceloneses junto con todo el honor de mi reino. Ahora también, con libre voluntad y fuerte ama de corazón, quiero, ordeno y mando a todos mis hombres, caballeros, clérigos y peones, que los castillos y fortificaciones y todos los demás honores los tengan y posean aquí adelante por el mismo conde Ramón como por rey deben tener y poseer, y que le guardan obediencia y fidelidad continuamente en todas las cosas así como rey. Y para que contra esto nada pueda ser pensado o maquinado por nadie, le dé, otorgue y concedo todo lo que me había reservado en esa misma carta de donación que le había hecho primero, en entregarle mi hija. Yo, Ramiro, rey de los aragoneses doy y otorgue todo lo que he mencionado, y se lo ratifique firmemente al citado Ramón, conde de los barceloneses, para que el que ahora le dé y lo que ya tenía lo retenga perpetuamente a mi servicio y fidelidad. Fue hecho más arriba de Zaragoza en los idus de noviembre ( 13 de noviembre ), en presencia de muchos hombres nobles del reino de los aragoneses asistentes al acto, en el año de la encarnación del Señor CXXXVII después del milenio ( 1137 ), año de la era de mil CLXXV ( era hispánica 1175 ). Todas las cosas sobredichas doy y firmemente laudo como mejor las tuvo alguna vez mi hermano Alfonso, y para que las tenga todas perpetuamente bajo la fidelidad que me debe.»

miércoles, 8 de noviembre de 2017

lunes, 6 de noviembre de 2017

Democracy Index by country (2016) The Economist

Indices democráticos por país. Listado por países disponible en la website The Economist, para tablas por país en Wikipedia usando similares mediadas, consulte la Lista de indices de libertad.

ESPAÑA nº 17 es Democracia plena (Full democracy)
BELGICA nº 35 es Democracia imperfecta (Flawed democracy)
VENEZUELA nº107 calificado como Régimen híbrido.
¿Una Cataluña hipotéticamente independiente sería Régimen autoritario? ¿Una seudodemocracia tipo Venezuela? ¿Estaría por encima o por debajo de Corea del Norte en el ranking?

viernes, 3 de noviembre de 2017

Populismo = Nazionalismo catalán


El nacionalismo (nazi-onalismo, o tal vez onanismo) catalán explicado en 3 minutos, lo puede entender hasta un crío de 3 años (Rápido, traigan a un crío de 3 años)

ZEC suprime otro carril del Paseo Sagasta

Ingresado un peatón atropellado por un ciclista que se dio a la fuga, "Zaragoza es una ciudad de caciques” declaró mientras esperaba tres cuartos de hora a una ambulancia en el lugar de los hechos. 

“Eliminaremos los coches a golpe de carriles bici adjudicados a los colegas” ha declarado en exclusiva a Estupidiario 2da Edición un concejal de ZEC.

jueves, 2 de noviembre de 2017

Los golpistas van a la cárcel

-Tarde o temprano en España los golpistas van a la cárcel, como irían en Francia, Alemania o USA.  
-Última hora: Los independentistas catalanes creían que la Constitución era broma.

-Tôt ou tard en Espagne, les putschistes vont en prison, comme ils iraient en France, en Allemagne ou aux USA.
-Dernière heure: Les séparatistes catalans croyaient que la Constitution était une blague.

- Früher oder später in Spanien gehen die Putschisten ins Gefängnis, wie sie in Frankreich, Deutschland oder den USA gehen würden.

- Letzte Stunde: Die katalanischen Separatisten glaubten, die Verfassung sei ein Witz.

ESTUPIDIARIO 2da EDICIÓN


jueves, 26 de octubre de 2017

40 years of democracy in Spain


En 2017 se cumplen 40 años de democracia en España, o una pequeña clase de la historia del constitucionalismo español para iletrados y demás morralla.
Y por si todavía no lo han entendido: 
Habrá un día en que todos al levantar la vista veremos una tierra... (o cuando la utopía de los años 70 de una forma u otra se tornó en realidad, y eso también lo creía el abuelo. Gracias a él y a muchos otros como él, vamos hacía la quinta década de paz y prosperidad, algo insólito en nuestra historia, algo que los grupúsculos del fanatismo catalán y podemita parecen desconocer; claro que ellos no aprendieron nada de las clases de José Antonio Labordeta)



miércoles, 18 de octubre de 2017

Catalan nationalists are more assholes than Corsicans

      "Charlie Hebdo": "As Franco is no longer, they had to find a tyrant to attack. It was the Spanish state and, of course, the worst dictatorship ever known: the EU."
     "We demand a debate!" Says a hooded man holding a submachine gun with two other men, his face covered with a symbol with a Corsican symbol, a scene reminiscent of those of the terrorist movements that claim the secession of the island French, as the National Liberation Front of Corsica.

"Idiocy or death: Catalonia claims independence because it does not want to continue paying other regions of Spain less rich than it ... Language, culture, traditions are good for postcards, but money is better."
"As with the Northern League in Italy, it is always the richest regions that claim it - independence"
"if all the regions of Europe that have an original language, history and culture began to claim independence, the old continent would be shattered", and assures us that, with the 200 languages ​​in Europe, "why not proclaim as many declarations of independence as there are wines and cheeses in Europe? "
"Independence is only legitimate when it implies liberation against tyranny and oppression," but he doubts that Catalonia today has "a tragic destiny" from which to free itself. "As Franco is no longer there, they had to find a tyrant to attack. It was the Spanish state and, of course, the worst dictatorship ever known: the European Union, which is based in Brussels”.
Charlie Hebdo also criticizes that a certain European left has postulated on the Catalan side and asks "why the cultural identity claimed by the Catalans should be taken into account and not the Christian identity defended by European xenophobes."
"The independence of Catalonia does not aim to free this region of a tyranny that no longer exists, nor allow its economy to have a prosperity that already has, and still less have the right to speak a language authorized a long time ago."
"The identity obsession that spreads across Europe" and that translates into a "nationalism of right and left that have a common point: nationalism."

Charlie Hebdo: "the proud independentistas would parade through the streets of Barcelona taking by the column Durruti, the young women would throw rose petals to the militants who bravely defied the Spanish police state and choruses of children with curly hair they would sing to the rediscovered freedom, the buried euro. " "And then, at night, everyone would go home to sit in front of the TV to watch Roulette of the fortune and Barça in the quarterfinals of the League Cup, Catalonia would have deserved it"
Millions and millions of Catalans demanding to remain Spain. 8 october 2017
"Los nacionalistas catalanes son más gilipollas que los corsos"
       'Charlie Hebdo': "Como Franco ya no está, tenían que encontrar un tirano al que atacar. Fue el Estado español y, claro está, la peor dictadura nunca conocida: la UE".
         "¡Exigimos un debate!", asegura un encapuchado que empuña una metralleta junto a otros dos hombres también con el rostro tapado en una mesa con el símbolo corso, una escenografía que recuerda a las de los movimientos terroristas que reivindican la secesión de la isla francesa, como el Frente Nacional de Liberación de Córcega.

"Idiotez o muerte: Cataluña reclama la independencia porque no quiere seguir pagando a otras regiones de España menos ricas que ella (...) La lengua, la cultura, las tradiciones están bien para las postales, pero el dinero está mejor".
"Como con la Liga Norte en Italia, son siempre las regiones más ricas las que la reclaman –la independencia–"

 "si todas las regiones de Europa que poseen una lengua, una historia y una cultura originales empezaran a reclamar la independencia el viejo continente se haría pedazos", y asegura que, con las 200 lenguas que hay en Europa, "¿por qué no proclamar tantas declaraciones de independencia como vinos y quesos hay en Europa?"

“La independencia solo es legítima cuando supone la liberación contra la tiranía y la opresión", pero duda de que Cataluña tengan hoy "un destino trágico" del que deban liberarse. "Como Franco ya no está, tenían que encontrar un tirano al que atacar. Fue el Estado español y, claro está, la peor dictadura nunca conocida: la Unión Europea, que tiene su sede en Bruselas."

Charlie Hebdo también critica que cierta izquierda europea se haya postulado del lado catalanista y se pregunta "por qué la identidad cultural reivindicada por los catalanes tendría que ser tenida en cuenta y no la identidad cristiana defendida por los xenófobos europeos."

"La independencia de Cataluña no tiene como objetivo liberar a esta región de una tiranía que ya no existe, ni permitir a su economía tener una prosperidad que ya tiene, y menos aún tener el derecho de hablar una lengua autorizada hace mucho tiempo."

“La obsesión identitaria que se extiende por Europa" y que se traduce en un "nacionalismo de derechas y de izquierdas que tienen un punto en común: el nacionalismo."

Ironiza Charlie Hebdo con una Cataluña independiente en la que "los orgullosos independentistas desfilarían por las calles de Barcelona tomándose por la columna Durruti, las jóvenes lanzarían pétalos de rosas a los militantes que desafiaron valerosamente al Estado policial español y coros de niños con el pelo rizado cantarían a la libertad reencontrada, el euro enterrado". "Y luego, por la noche, todo el mundo volvería a sus casas a sentarse ante la televisión para ver La ruleta de la fortuna y el Barça en cuartos de final de la Copa de la Liga. Cataluña se lo habría merecido."



sábado, 14 de octubre de 2017

Catalonia: falling down the cliff

Cataluña: Cayendo por el despeñadero o el gobierno de los idiotas.


Ideas para una nueva moneda.

El mismo chiste, pero visto desde Francia.

Reunión de estadistas, oveja muerta.

Asamblea ciudadana de la CUP.

viernes, 6 de octubre de 2017

miércoles, 4 de octubre de 2017

The rule of law and the proportionate use of force.

El estado de derecho y el uso proporcionado de la fuerza.

Ante el intento de Golpe de Estado en Cataluña.
Before the attempt of Coup d'Etat in Catalonia.
Vor dem Versuch von Coup d'Etat in Katalonien.
Avant la tentative de Coup d'Etat en Catalogne.

Перед попыткой государственного переворота в Каталонии.


Un resumen de las palabras de los parlamentarios europeos, a excepción del eurodiputado británico ultraderechista Nigel Farage, y de la extrema izquierda post-comunista que apoyan a los supremacistas catalanes.
A summary of the words of European parliamentarians, with the exception of the far-right British MEP Nigel Farage and the post-communist extreme left who support the Catalan supremacists.

"El respeto al Estado de Derecho no es una opción, es algo fundamental. Si la ley dice lo que no te gusta, te puedes oponer, puedes intentar cambiarla, pero no puedes ignorarla. La Constitución debe ser respetada y es la base de nuestro debate hoy. El Gobierno catalán decidió ignorar la ley al celebrar el referéndum. Eso no cambia lo que todos vimos en las tristes imágenes."

"Nadie puede saltarse la ley."

 "Un Gobierno irresponsable está sangrando el país. La situación está muy clara. Nadie, ni el Gobierno catalán, puede saltarse la ley. Los derechos de todos los ciudadanos deben ser respetados. El referéndum no es válido. Cambiaron la ley electoral 45 minutos antes. No es creíble."

"No declaren unilateralmente la independencia, llevaría a nuevos desastres. Primer ministro Rajoy, dialogue con todas sus fuerzas porque España necesita su integridad y unidad. Una DUI sería una provocación y echaría gasolina al fuego tras el inútil referéndum del domingo. Sería un plebiscito unilateral, impuesto contra una Constitución democrática. Un Gobierno que representa menos el 50% no puede decidir el futuro de todo un pueblo."

"No va en el interés perseguir el separatismo a cualquier precio. Que fuera contra la Constitución no es siquiera mi principal argumento. El referéndum no cumplía los mínimos democráticos de legitimidad. Sabíais bien por adelantado que la mayoría de los catalanes no participarían, se quedarían en casa, pues la mayoría se opone a la separación. No es casualidad que no hubiera un umbral mínimo de participación. El resultado se sabía también antes de que empezara. ¿Cómo lo llamamos? ¿Manipulación? ¿Engaño? Declarar la independencia sobre el resultado de un referéndum engañoso es totalmente irresponsable. No para España o para Europea, sino para Cataluña. Causaría una fractura fatal en la sociedad, quizás imposible de curar", ha añadido entre algunos aplausos. La izquierda y los verdes son los que con más firmeza han condenado la violencia y el uso de la policía, los que han abogado por la "mediación" de la UE y por "no ignorar las aspiraciones de los catalanes."

"A nadie le ha gustado lo sucedido el domingo, pero las decisiones unilaterales, incluyendo una declaración de independencia, están en contra del ordenamiento jurídico y están destinadas a provocar peligrosas divisiones."

  "No hay democracia sin ley y la Constitución es el pilar que garantiza nuestros derechos y libertades. Violarla es violar la democracia y los valores de la UE. En Cataluña una mayoría parlamentaria y minoría en votos ha violado el Estatut y la Constitución para en sectaria irresponsabilidad buscar sus objetivos fracturando en dos la sociedad. Esto pasa en Cataluña, antes y después del 1-O. No es sólo un ataque contra democracia en España, sino en Europa. Es una caja de pandora."

"Mi corazón está en España y, por eso, voy a leer, para no emocionarme. Una región que jamás ha sido independiente declarará por la fuerza su independencia, No sé si son conscientes. A todos nos duelen las imágenes del domingo, pero no se queden ahí cuando quedan 48 horas para que mi país se pueda romper. No somos Yugoslavia, somos una democracia madura como cualquiera de las que están aquí. No necesitamos tutela ni mediadores con políticos insurrectos. La Constitución se puede cambiar, pero no por la fuerza. Como anoche dijo el Rey, no vamos a dejar solos a los catalanes, a los que por miedo al estigma permanecen en silencio y no participaron en el falso referéndum; ni a los que de buena fe acudieron a votar el domingo. Todos los catalanes son mis compatriotas. El nacionalismo es la causa histórica del dolor de Europa, no den la razón a los nacional-populistas. España está luchando por permanecer unida. No nos señalen, apóyennos como nosotros apoyamos a Alemania o las repúblicas bálticas. Europa está hecha para unir, no para romper."


In defense of democracy and the Spanish Constitution.


En defensa de la democracia y la Constitución Española.
En défense de la démocratie et de la Constitution espagnole.
В защиту демократии и Конституции Испании.
En defensa de la democràcia i la Constitució Espanyola.
У одбрани демократије и шпанског устава.
Til forsvar for demokratiet og den spanske forfatning.
Προς υπεράσπιση της δημοκρατίας και του ισπανικού Συντάγματος.
בהגנה על הדמוקרטיה ועל החוקה הספרדית.
Le linn an Daonlathais agus Bunreacht na Spáinne a chosaint.
In difesa della democrazia e della Costituzione spagnola.
民主主義とスペイン憲法を守るため。
Ter verdediging van de democratie en de Spaanse grondwet.
For å beskytte demokratiet og den spanske grunnloven.
W obronie demokracji i hiszpańskiej konstytucji.
Em defesa da democracia e da Constituição espanhola.
În apărarea democrației și a Constituției spaniole.
För att försvara demokratin och den spanska konstitutionen.


domingo, 24 de septiembre de 2017

LIBÉRATION: El futuro de Europa se reproduce (de nuevo) en Cataluña.

Por Maxime Fourest, profesor-investigador de Sciences-Po (OFCE, Cevipof) y especialista en temas europeos -21 de septiembre de 2017 

El desafío a la democracia española a través del separatismo catalán con el referéndum que se celebrará el 1 de octubre se refiere a Europa en su conjunto.
Después de la crisis del euro, la guerra en Ucrania, el Brexit y las deriva de Hungría y Polonia, Europa se enfrenta a otra crisis que pone en peligro la existencia del proyecto de seguridad - físico, material , legal y, hasta cierto punto, social, que es el proyecto comunitario: el desafío a la democracia española a través del separatismo catalán. Frente al boulevard dado a la narrativa separatista en los principales medios europeos, la pusilanimidad de los llamados al "diálogo" o al ensordecedor silencio de las instituciones comunitarias y los gobiernos de los estados miembros, se requiere un esfuerzo pedagógico, días de un referéndum ilegal de importancia trascendente.
La narrativa separatista se basa en el nacionalismo obtuso y excluyente.
Cualquier narrativa nacional es un movimiento histórico y el de Cataluña tiene escasos hechos: el recuerdo lejano de condados históricos de gran alcance, sumado a la más reciente de la valiente resistencia del pueblo catalán al fascismo durante la guerra civil, en la que George Orwell rindió un poderoso homenaje. Y si la región se ha convertido en el laboratorio de la modernidad industrial, la vida política, social y cultural en España desde mediados del siglo XIX, hay que reconocer que se debe en parte a la aparición de una conciencia nacional, de esencia de élite como en la mayoría de los nacionalismos, pero socialmente progresista. La contribución de Cataluña a la transición democrática también ha sido esencial, y acaba de leer las páginas dedicadas por el español Jorge Semprún su emoción en la primera "Diada" (1) autorizados en 1977 para entrar en la recuperación por los catalanes del derecho a su cultura, fue una conquista para todos los demócratas españoles.
Sin embargo, la narración hábilmente desplegada por campo separatista está muy lejos del movimiento cultural democrático, europeo y abierto. En cambio, encontramos, que se repite como un mantra, todos los clichés del nacionalismo más obtuso, teñido de racismo, desprecio de clase, o incluso una forma de supremacía cultural: por un lado, el "nosotros" un educado, trabajador, progresista, honesto, republicano y europeo. Por otro lado, "ellos", turba Ibérica hacia atrás, perezosa y corrupta, que se adjunta a una monarquía de escándalos y perpetuamente por detrás del tiempo europeo. Ni que se oponen a ella la "catalanización", es decir, la europeización de la sociedad española en su conjunto desde la muerte de Franco, o el hecho de que algunos de los casos de corrupción más jugosos en los últimos años se refieren precisamente el nacionalismo catalán, cuya conversión al separatismo coincide con su asistencia de los tribunales españoles. En esta historia que se alinea hechos alternativos, "Espanya ens roba" y el activismo de los tribunales españoles (España nos roba) en la corrupción política, es sólo un reflejo, a veces la corrupción generalizada, a veces la persecución de los patriotas catalanes.
La inmovilidad de Mariano Rajoy no es la causa principal del estancamiento político.
Esta narración tiene ciertamente un aliado "objetivo" en la persona de Mariano Rajoy. En vigor desde 2011, el jefe de gobierno después de que el Partido Popular ha sobrevivido repetidos escándalos salpicaron su gestión, así como dos elecciones generales que conmocionaron al bipartidismo español, pero no lograron hacerle perder la silla en la Moncloa. Su pintoresca actitud de espera verá acentuada la gravedad de la crisis abierta con Barcelona, ​​privándola de cualquier escape político. Por otra parte, la tentación es fuerte para el recurso de inconstitucionalidad del PP, entonces en la oposición, contra el nuevo Estatut de Cataluña aprobada por referéndum en 2006, el último pecado que abrió el camino a una secesión unilateral. Pero además de que más del 90% del Estatut fueron validados por el Tribunal Constitucional (14 artículos censurados de 223), los retoques se centraron principalmente en el reconocimiento irreversible y primacía de una nación catalán con derechos lingüísticos que invadía en gran medida los poderes del Estado, creando un casus belli constitucional, incluso en un Estado Federal de facto. Si bien ese probablemente error político, el recurso contra el Estatut no es nada en el gobierno catalán actual y su precipitada carrera fuera de todo marco legal y de ningún mandato político. Todo a costa de una polarización social muy fuerte dentro de la sociedad catalana, en la cual dejará una generación de hilos sin atar.

L’avenir de l’Europe se joue (à nouveau) en Catalogne



Par Maxime Fourest, Enseignant-chercheur à Sciences-Po (OFCE, Cevipof) et spécialiste des questions européennes — 21 septembre 2017-
Le défi lancé à la démocratie espagnole par le séparatisme catalan avec le référendum qui doit se tenir le 1er octobre concerne l’Europe tout entière.

Après la crise de l’Euro, la guerre en Ukraine, le Brexit et les dérives de la Hongrie et de la Pologne, l’Europe est confrontée à une autre crise qui met en péril l’existence du projet de sécurité – physique, matérielle, juridique et dans une certaine mesure, sociale, qu’est le projet communautaire : le défi lancé à la démocratie espagnole par le séparatisme catalan. Face au boulevard concédé à l’exposé du récit séparatiste dans les grands médias européens, à la pusillanimité des appels au «dialogue» ou au silence assourdissant des institutions communautaires et des gouvernements des Etats membres, un effort de pédagogie s’impose, à dix jours d’un référendum illégal à l’importance transcendante.

Le récit séparatiste se fonde sur un nationalisme obtus et excluant
Tout récit national est une geste historique et celle de la Catalogne ne manque pas de hauts faits : au souvenir lointain de comtats puissants, s’ajoute celui plus récent de la résistance courageuse du peuple catalan au fascisme durant la guerre civile, à laquelle George Orwell rendit un puissant hommage. Et si la région s’est affirmée comme le laboratoire de la modernité industrielle, politique, sociale et culturelle en Espagne depuis la seconde moitié du XIXe siècle, force est de reconnaître qu’elle le doit pour partie à la montée en puissance d’une conscience nationale propre, d’essence élitaire comme dans la plupart des nationalismes, mais socialement progressiste. La contribution de la Catalogne à la transition démocratique aura également été essentielle, et il suffit de relire les pages consacrées par le Madrilène Jorge Semprún à son émotion lors de la première «Diada» (1) autorisée, en 1977, pour saisir que la récupération par les Catalans du droit à leur culture, fut une conquête pour tous les démocrates espagnols (2).

Et pourtant, le storytelling habilement déployé par le camp séparatiste est à mille lieues de ce mouvement culturel démocratique, européen et ouvert. En lieu et place, on retrouve, répétés comme un mantra, tous les clichés du nationalisme le plus obtus, teintés de racisme, de mépris de classe, voire d’une forme de suprématisme culturel : d’un côté, le «nous», un peuple éduqué, travailleur, progressiste, honnête, républicain et européen. De l’autre, «eux», canaille ibérique rétrograde, paresseuse et corrompue, attachée à une monarchie démonétisée à force de scandales et perpétuellement en retard sur l’heure européenne. Inutile d’y opposer la «catalanisation», c’est-à-dire l’européanisation, de la société espagnole dans son ensemble depuis la mort de Franco, ou le fait que certaines des affaires de corruption les plus juteuses de ces dernières années, concernent précisément le nationalisme catalan bon teint, dont la conversion au séparatisme coïncide avec sa fréquentation des tribunaux espagnols… Dans ce récit qui aligne les faits alternatifs, «Espanya ens roba» (l’Espagne nous vole) et l’activisme des juridictions espagnoles en matière de corruption politique, n’est que le reflet, tantôt d’une corruption généralisée, tantôt d’une persécution des patriotes catalans.

L’immobilisme de Mariano Rajoy n’est pas la cause première de l’impasse politique
Ce storytelling dispose assurément d’un allié «objectif» en la personne de Mariano Rajoy. En place depuis 2011, le chef du gouvernement issu du Parti populaire aura survécu aux scandales à répétition ayant éclaboussé sa gestion, ainsi qu’à deux élections législatives qui auront ébranlé le bipartisme espagnol sans parvenir à lui faire perdre son fauteuil à la Moncloa. Son attentisme pittoresque aura contribué à accentuer la gravité de la crise ouverte avec Barcelone, en la privant de toute échappatoire politique. De plus, la tentation est forte de faire du recours constitutionnel du Parti populaire, alors dans l’opposition, contre le nouvel Estatut de la Catalogne approuvé par référendum en 2006, le péché ultime ayant ouvert la voie d’une sécession unilatérale. Or, outre que plus de 90% de l’Estatut furent validés par le juge constitutionnel (14 articles censurés sur 223), les éléments retoqués, principalement axés sur la reconnaissance irréversible d’une nation catalane dotée d’un primat linguistique et de droits empiétant largement sur les compétences régaliennes, constituaient bien un casus belli constitutionnel, fut-ce dans un état de facto fédéral. S’il fut sans doute une erreur politique funeste, le recours exercé contre l’Estatut ne dédouane en rien l’actuel gouvernement catalan de sa fuite en avant hors de tout cadre légal et de tout mandat politique univoque. Le tout, au prix d’une polarisation sociale très vive au sein même de la société catalane, dont toute une génération de fils et filles d’émigrés de l’intérieur a fait reposer son ascension sociale sur la promesse d’une identité gigogne – catalane, espagnole et européenne.

Le défi séparatiste est une affaire européenne
De l’issue de cette crise dépend mécaniquement l’avenir de l’Europe tout entière. Qu’il soit permis à une région d’exercer unilatéralement, dans un contexte d’état de droit, le droit à l’autodétermination dévolu aux peuples placés sous le joug colonial ou impérialiste, et c’en sera fini de l’intangibilité des frontières établies au prix du sang. Qu’un seul ordre constitutionnel – Hongrois, Polonais ou aujourd’hui, Espagnol, soit renversé par la subversion des normes démocratiques au profit d’un parti ou d’une coalition à prétention hégémonique et messianique, et c’est de l’Europe comme espace fondé sur la séparation des pouvoirs et la hiérarchie des normes, qu’il faudra écrire la nécrologie. Qu’un nationalisme obtus, excluant et articulant un récit historique alternatif triomphe à nouveau, et c’est encore le statut des faits (politiques, historiques, juridiques ou sociaux) qui s’en trouvera diminué, au profit des vertus thaumaturgiques et démiurgiques du storytelling à l’usage des masses. Face à ces risques dont nos gouvernements peinent à prendre la mesure, on comprend le dilemme auquel est confronté un gouvernement issu du Parti populaire : entre l’impuissance, faute d’une légitimité absolue à exercer toute la rigueur de la loi pour préserver les droits de tous les Espagnols, Catalans compris, et le pain béni offert au camp séparatiste par l’image d’urnes et de bulletins de vote saisis par la guardia civil… A ce titre, le défaitisme qui point au sein d’une société clivée et attachée de par son histoire à la paix civile, face au caractère irréversible du défi séparatiste, est un sombre présage pour l’Europe.

1. Fête nationale de la Catalogne, le 11 septembre.

2. Jorge Semprún, Autobiografia de Federico Sánchez, Planeta, 1977.

The future of Europe is played (again) in Catalonia.
By Maxime Fourest, Teacher-researcher at Sciences-Po (OFCE, Cevipof) and specialist in European issues - September 21, 2017 at 19:20
The challenge to Spanish democracy through Catalan separatism with the referendum to be held on 1 October concerns the whole of Europe.

After the crisis of the Euro, the war in Ukraine, the Brexit and the drifts of Hungary and Poland, Europe is facing another crisis that jeopardizes the existence of the security project - physical, material , legal and to some extent social, which is the Community project: the challenge to Spanish democracy through Catalan separatism. Facing the boulevard given to the account of the separatist narrative in the major European media, the pusillanimity of the calls for "dialogue" or the deafening silence of the Community institutions and the governments of the member states, a pedagogical effort is required, days of an illegal referendum of transcendent importance.

The separatist narrative is based on obtuse nationalism and excludes.
Any national narrative is a historical gesture and that of Catalonia is not lacking in high facts: to the distant memory of powerful counts, is added the more recent one of the courageous resistance of the Catalan people to fascism during the civil war, to which George Orwell rendered a powerful homage. And while the region has asserted itself as the laboratory of industrial, political, social and cultural modernity in Spain since the second half of the nineteenth century, it must be acknowledged that it owes partly to the rise of a national consciousness, of elite essence as in most nationalisms, but socially progressive. Catalonia's contribution to the democratic transition will also have been essential, and it is enough to re-read the pages dedicated by the Madrilena Jorge Semprún to his emotion at the first "Diada" (1) authorized in 1977 to grasp that the recovery by the Catalans of the right to their culture, was a conquest for all the Spanish democrats.

And yet the storytelling skillfully deployed by the separatist camp is a thousand leagues away from this democratic, European and open cultural movement. Instead, we find, repeated as a mantra, all the clichés of the most obtuse nationalism, tinged with racism, class contempt, or even a form of cultural suprematism: on the one hand, the "we" an educated, hard-working, progressive, honest, republican and European. On the other, "them", a retrograde, lazy and corrupt Iberian rabble, attached to a monarchy demonetized by scandals and perpetually lagging behind European time. There is no need to oppose the "Catalanization" of European society as a whole since Franco's death, or the fact that some of the most juicy corruption cases of recent years , are precisely concerned with Catalan nationalism, which is a dyed complexion, whose conversion to separatism coincides with its frequentation of the Spanish courts. In this narrative, which aligns the alternative facts, "Espanya ens roba" (Spain robs us) and the activism of Spanish jurisdictions in the matter of political corruption, is only the reflection, sometimes of a generalized corruption, sometimes of a persecution of the Catalan patriots.

Mariano Rajoy's immobility is not the primary cause of the political deadlock.
This storytelling certainly has an "objective" ally in the person of Mariano Rajoy. In office since 2011, the leader of the People's Party government will have survived the repeated scandals that have splashed its management, as well as two legislative elections that will have shaken the Spanish bipartisan without succeeding in making him lose his armchair to the Moncloa. His picturesque wait-and-see attitude will have accentuated the gravity of the open crisis with Barcelona, ​​depriving it of any political escape. Moreover, there is a strong temptation to make the constitutional appeal of the popular party, then in opposition, against the new Estatut de Catalunya approved by referendum in 2006, the ultimate sin opening the way for unilateral secession. In addition to the fact that more than 90% of Estatut was validated by the Constitutional Court (14 articles censured out of 223), the elements revoked, mainly focused on the irreversible recognition of a Catalan nation endowed with a linguistic primacy and rights largely encroaching on the powers of the regime, constituted a constitutional casus belli, even in a de facto federal state. If it was doubtless a fatal political error, the recourse against the Estatut does not in any way absolve the present Catalan government of its flight from any legal framework and any univocal political mandate. The whole, at the cost of a very strong social polarization within the Catalan society, of which a whole generation of threads and threads.