miércoles, 13 de noviembre de 2013

Yellowstone y las Montañas Rocosas. Guía de un viajero -10


Contestando a tus preguntas: En las Rocosas hay muchas montañas de más de cuatro mil metros, lo que ocurre es que entre cordillera y cordillera puede haber mucha distancia. Si la verdad es que a simple vista se ve que son muy altas, si se puede a semejar a los Alpes. Por aquí no hay rastro de indios, debajo de Mesa Verde National Park hay una reserva de navajos, pero en los mapas no se ve ni carretera.
Pike Peak (Colorado,  USA)
Pike Peak, Motañas Rocosas (Colorado, USA) 






Cuaderno de Bitácora: 13/11/2013 04:59

Esta mañana hemos salido de Castle Rock, una ciudad muy dispersa y famosa por sus outlets, hay una dispersión de gasolineras, moteles, restaurantes de comida rápida que lleva a la confusión, la única referencia clara es la autopista norte-sur
Después de dejar la autopista nos adentramos en las montañas rocosas, son muchos kilómetros por carreteras sinuosas y rodeados de montañas, hay obras en la carretera por los destrozos del desbordamiento del río cercano a la carretera. Paramos en una gasolinera, el depósito está casi en la reserva, cuarenta dólares de gasolina a 3.15 dólares el galón.

Llegamos al pueblo de Nederland, parece el centro de una gran cantidad de casas aisladas, repartidas por toda la carretera y por los caminos próximos, se sabe porque en la entrada de los caminos están los típicos buzones americanos. El pueblo tiene su encanto con sus casas de madera, hasta el ayuntamiento es de madera. Sorprende ver una antigua excavadora de principios del siglo XX, me acerco y veo una placa que dice que esta máquina trabajo para construir el Canal de Panamá, ¿cómo habrá llegado hasta aquí? me pregunto; al dar la vuelta encuentro un sorprendente museo de la minería, con bastantes herramientas y maquinaria de este oficio.
Proseguimos el camino, tenemos intención de ver un lago que apunta la guía como destacable, tras una decena de millas llegamos a una barrera en la carretera y un aparcamiento, decidimos recorrer un sendero entre el bosque para ver uno de los lagos que un mapa dice que está cercano, el sendero está con nieve helada, corre débilmente el agua por un riachuelo completamente helado, el bosque es de abetos, hay troncos talados y tirados por todas partes, casi no entra luz a través de las copas de los árboles, hace frío y casi es la una. Miramos con recelo entre el follaje del bosque, aquí hay osos y nos han dicho que los de las Rocky Mountain son peligrosos, tras aproximadamente una milla de resbalones y miradas al oscuro del bosque no encontramos el lago, came back to parking.
Entre interminables bosques de coníferas y cimas nevadas llegamos al pueblo de Estes, es un pueblo grande y turístico, visitamos el centro de visitantes, son siempre edificios tremendamente bonitos, con una arquitectura de acuerdo con el paisaje, allí hay mapas, folletos explicativos y hasta unos comodísimos sillones de piel donde descaso al borde de una chimenea, el edificio es de troncos, unidos en las esquinas al modo texano, lo sé porque lo vi en una película, es increíble la de conocimientos que de estas tierras nos ha dado toda una vida contemplativa ante el televisor.
Buscamos afanosamente un hotel en este lugar, tras varias tentativas en diferentes locales, hello! ¿You have one room, we are three people, how much? Elegimos uno con aspecto de cabaña de Madera.
Bajamos a comer que son las cuatro y media y hay que ver el lago y un poco el pueblo, a las cinco y media es totalmente de noche. Entramos en uno que se llama Grill Mexican, hablan español los clientes y los dependientes, entre bocado y bocado de burrito de carne de búfalo hago oreja de tres mejicanos que hablan al fondo en una mesa al lado, dos son más jóvenes y el mayor les dice "fijación y perseverancia, fijación en este país y perseverancia en permanecer en él", ya poco  pude distinguir de su conversación, y me hubiera gustado saber que pensaban estos "espaldas mojadas".

Aquí escribiendo desde una cabaña en los bosques de Las Rocosas.

Here Estes.

Publicar un comentario