sábado, 24 de agosto de 2013

Pastrana, un viaje a la Alcarria.

Las huellas de los judios
La vieja madera de sus balcones
Las aldabas que no suenan

Cela y la Alcarria

Las ventanas de los ricos

Sus callejas del XVI

El Palacio Ducal. Aquí vivió Ana de Mendoza y de la Cerda, princesa de Éboli, condesa de Pastrana. Aquí murió en 1592.

Los viajeros encuentran la belleza, pues siempre viajar es cosa de dos.

El sosiego de la naturaleza, por aquí caminaron Antonio Pérez y Ana de Mendoza.


Publicar un comentario