jueves, 28 de febrero de 2013

Me gustaría una...

Me gustaría una Zaragoza limpia de corruptos, limpia de malos políticos, limpia de basura, de basura con patas... 
Se podrían decir tantas cosas...pero esta es una ciudad más en el mundo de las mordidas, de la perversión,  de los sobornos, de enchufes, de amiguismos, de manipulación mediática y de ciudadanos sin sentido critico, ciudadanos o tal vez borregos... cada que vez que veo a esos voluntarios de la EXPO haciendo el memo en las vías del tranvía me da un arrebato de vergüenza ajena... 
-!Qué pedazo cazurros!- dirán los policastros que se llevan la comisión, y encima estos paletos nos aplauden. !Qué pena de país!

Publicar un comentario