domingo, 9 de noviembre de 2008

EL LARGO VERANO De la era glacial a nuestros días

Un libro de BRIAN FAGAN
GEDISA EDITORIAL (2003)

-“La ciudad, la característica distintiva de la civilización mesopotámica, protegía a la gente de las bruscas perturbaciones de las impredecibles sequías orquestadas por dioses coléricos. En la ciudad se apaciguaba al panteón de deidades hostiles. Los depósitos del templo reventaban con el grano guardado en previsión de los años de escasez y meticulosamente inventariados; un seguro contra la hambruna y contra el desorden social que inevitablemente le seguía.”
-“La supervivencia es, a menudo, una cuestión de escala. Una pequeña banda de la Edad de Piedra podía responder a una sequía trasladándose a nuevos territorios de caza...Pero un ciudad de gran tamaño como Ur….no podía acomodarse o recuperase fácilmente y colapsó. Habiéndose erigido como una exitosa defensa contra las pequeñas catástrofes, la ciudad se encontraba cada vez más vulnerable a las catástrofes de mayor envergadura.”

-“Estas abigarradas imágenes de animales, misteriosos signos e impresiones de manos, eran vínculos con un mundo sobrenatural del cual no sabemos casi nada. Fuera, estaba el áspero mundo de la Última Glaciación…”

-“Si, en la actualidad, se mira hacia abajo al volar sobre el centro de Francia, se ve un mosaico de campos verdes y bosques, de setos bien cuidados y prados con abundante agua. Hace 18.000 años, esta región era un desierto subártico sin árboles, sin acantilados y sin profundos valles fluviales, cubierto por un matorral bajo. Las lluvias eran escasas, la estación de crecimiento de pastos y hierbas duraba poco más de dos meses al años.”

-“Hace unos 12.000 años, las últimas sociedades de cazadores cromañones de la Última Glaciación se habían desvanecido ante el calentamiento global natural y solamente serían redescubiertas por los arqueólogos de al década de 1860.”
-“El hilo y la aguja permitieron a la humanidad afrontar las drásticos cambios de temperatura de las latitudes nórdicas, donde los vientos helados pueden congelar la piel en minutos…”

-“La irrupción de millones de litros de agua dulce glacial en el Atlántico Norte tuvo como efecto el cese de la circulación del agua más cálida de la del Corriente del Golfo, cuyo flujo depende del hundimiento del agua salada en el mar de Labrador. El inevitable resultado: un rápido y profundo descenso de la temperatura en Europa, producto de la disminución de los prevalecientes vientos cálidos de oeste. Sobrevino un tiempo frío, seco y ventoso sobre una amplia región, que abarcaba tanto América del Norte como Europa y se extendía hacia el sur, hasta el Asia subtropical y África. Gran parte del mundo se tornó más árido, porque el enfriamiento redujo la cantidad de vapor, al trasladarse los corredores de tormentas hacia el sur. Un suceso Heinrich, entonces, es un bucle de retroalimentación, un rápido calentamiento que es causa de su propio final: un rápido enfriamiento. El último evento Heinrich…tuvo lugar hace 15.000 años.”

-“…sabemos que la Era Glacial comenzó hace al menos 1.500.000 años…Algunos testigos extraídos de las profundidades del lecho del Pacífico documentan al menos nueve períodos glaciares intensos en los tres cuartos finales del último millón de años, cada uno de ellos marcado por un enfriamiento gradual seguido de un rápido calentamiento, que a su vez era interrumpido por una nueva glaciación.”

-“Abu Hureyra comenzó, alrededor de 11.500 a. C., como un pequeña aldea de casas sencillas, parcialmente excavadas en el suelo y techadas luego con ramas y carrizos sostenidos por postes de madera….Una constelación de singulares circunstancias llevó a un número relativamente pequeño de bandas de cazadores-recolectores, como la de Abu Hureyra, a una relación completamente nueva con su territorio y con sus semejantes. Los humanos somos como las arañas: actuamos inmersos en las invisibles redes que hemos tejido, redes de interacción entre nosotros y unos mundos de significado cuyos horizontes definen la acción, la experiencia y la memoria….Por primera vez, los humanos vivían todos juntos, en asentamientos densamente poblados, no durante unas pocas semanas, sino generación tras generación. Aún si lo hubieran deseado, no hubieran podido mudarse a otro sitio…Luego, alrededor de 11.000 a.C., una sequía severa y prolongada descendió sobre Abu Hureyra, desencadenada por un dramático acontecimiento geológico ocurrido a miles de kilómetros de allí, en América del Norte.”

-“En la década de 1920, el egiptólogo de la Universidad de Chicago, Henry Breasted, acuño el memorable término Media-luna Fértil para nombrar el gran arco del sudoeste asiático en el cual comenzaron la agricultura y la civilización. Uno de sus extremos se encuentra en el valle del Nilo, el otro en el sur de la Mesopotamia, más allá de los ríos Tigris y Éufrates.”

-“Uno de los desastres naturales más grandes que han afectado a la humanidad ocurrió alrededor de 5600 a.C., cuando las aguas del Mediterráneo se elevaron e inundaron la profunda cuenca del lago Euxine, ubicado 150 m. por debajo del Mar de Mármara y formaron el Mar Negro.”

-“Hacia 5000 a.C., los mayores cambios climáticos que han afectado a la humanidad y habían tenido lugar hacía mucho tiempo. El nivel del mar se había estabilizado en un valor cercano al actual, los grandes mantos de hielo casi habían desaparecido y la vegetación global era, básicamente, la de hoy en día, excepto cuando había sido modificada por las actividades humanas. El Holoceno es el período de clima cálido estable más largo que ha habido en la Tierra en los últimos 15.000 años. Pero esto no significa, necesariamente, que el clima siempre haya sido benigno o que hubiera lluvias abundantes en todas partes del mundo.”

-“El último rebaño de uros salvajes se extinguió en los oscuros bosques de Polonia en el año 1627 de nuestra era, pero los científicos polacos consiguieron recrear un rebaño justo antes de la Segunda Guerra Mundial. Estos cinéticos produjeron un enérgico animal bermejo de temperamento incierto, con cierta semejanza a su feroz predecesor.”
-“En sus orígenes, la ciudad fue, en parte, un mecanismo para alimentar a la gente, controlar su trabajo y asegurar un abundante suministro de alimentos.”

-“El hambre y los episodios de desnutrición eran un hecho de la vida de la Edad de Bronce. Cuando los científicos examinaron el cadáver congelado Ötzi, el famoso Hombre de los Hielos que había muerto en las alturas de los Alpes, en 3100 a.C., descubrieron reveladoras líneas de Harris en sus huesos, el producto de episodios de desnutrición a la edad de 9, 15 y 16 años….El margen entre el hambre y la abundancia era pequeño y la línea muy fácil de cruzar.”
-Biskupin (Polonia) consumió por completo los robledales de la región. El primer asentamiento fue construido casi íntegramente de roble. Hacia 450 a.C., tras haber acabado con los robledos, sus habitantes recurrieron a los pinos para construir sus viviendas. Los carpinteros de Biskupin utilizaron más de 8.000 m3 de madera en cada fase de la construcción, lo que tuvo efectos devastadores en el ambiente que rodeaba la aldea. Y más tarde, necesitaron leña para el fuego.”
-“¿Qué hace la gente cuando se enfrenta a la escasez de alimentos y está confinada dentro de estrechos límites territoriales? Si se trata de agricultores de subsistencia, recurren a la caza y las plantas comestibles que pueda haber en sus territorios. Si estos recursos resultan escasos, como seguramente ocurre cuando cada vez más tierra es dedicada a los cultivos o al pastoreo, la gente intenta trasladarse. Hacia el año 400 a.C., en muchas partes del mundo, mudarse a otras tierras no era una alternativa viable, de tal modo que la opción frente al hambre era utilizar los granos y los rebaños del vecino.”

Uno de esos libros donde no es difícil cazar gazapos (siendo un simple aficionado al tema) Uno de esos libros que necesitan un buen repaso literario antes de mandarlo a la imprenta. Uno de esos libros que aparecen en el momento oportuno y en el lugar adecuado.
A LA SOMBRA DE LA SABINA no comparte con el autor su visión sobre las extinciones fortuitas y la aparición de la agricultura como una evolución natural y coherente. Tampoco creo que el Cambio Climático lo explique todo, pero creo que es incuestionable hoy por hoy. Las pruebas son considerables, incluso farragosas y, por supuesto, de difícil refutación; ahí está la historia y los registros arqueológicos; sumémosle también los estudios geológicos de cilindros de hielo en Groenlandia y la Antártida, o el fondo oceánico. Hablamos de simple método científico, otra cosa son las implicaciones políticas y filosóficas que se quieran extraer interesadamente. En este sentido la obra de Fagan es buena divulgación, en un momento necesario; donde las opiniones contradictorias parece que dieran la razón a las tesis más reaccionarias, recordemos los fáciles discursos de los Aznar, Michel Crichton, Vaclav Klaus, Bjorn Lomborg y pocos más.
Publicar un comentario