sábado, 10 de mayo de 2008

El precio del poder: La mentira

Estos días recuerdo una conversación que tuve hace años con una señora. Fue justo cuando el PP había presentado el PHN y comenzaba una guerra dialéctica de primer orden. Aquella señora defendía la idoneidad de la medida, decía que era innegable la escasez de agua que tenían en el Levante; hablaba de necesidad imperiosa, de que se morían de sed sin remedio. No había otra solución que trasvasar agua a los pobres desgraciados de Murcia. Yo le pregunté por los secanos de las márgenes del Ebro, si conocía el Monte de Fuentes, Quinto, Pina o Sastago, la Tierra de Belchite o los Monegros. Aquel argumento no sirvió demasiado, más bien me pareció que le importaba un bledo. Insistía machaconamente que la oposición al trasvase no era por su maldad, sino porque lo presentaba Aznar; que el PSOE era tan trasvasista como ellos y que llevaba la contraria por pura estrategia política. Por supuesto le espute a la cara que yo no era del PSOE y que lo que dijeran me la traía al pairo. Ahí quedó la cosa, adiós muy buenas y hasta nunca. Pero bastante tiempo después vi a aquella señora por la tele; resulto ser, por aquel entonces, una eurodiputada del PP. Y lo más fuerte de todo es que ella tenía razón, tenía toda la razón. Hoy nos enfrentamos a la cruda realidad, el PSOE español, el aragonés (si es que existe) y el PSC confirman lo que decía el PP. Ahora la única novedad radica en que son capaces de negar hasta la existencia de dicho trasvase. Pueden hacerlo, tienen la desvergüenza suficiente, pocos escrúpulos y nulo miedo a que les pillen en un renuncio. Al fin y al cabo la oposición ya esta previamente machacada. Es evidente que la crítica del PP es propagandística y con la boca pequeña; que el PAR escurrirá el bulto y que IU no dice ni hace lo mismo en Aragón que en Cataluña. Recordemos que el trabajo de preparación, subliminal y metódico, se realizó la legislatura pasada. Contribuyó una sibilina labor sindical, la UGT a la cabeza. El ínclito Membrado haciendo meritos, por cierto muy bien remunerados. Las otras patas del banco son los medios y sus posturas: Radio Zaragoza firmes y a la orden; el Periódico de Aragón con un ataque de cuernos haciendo de Gran Scala su bandera, y Heraldo (lo de Heraldo es digno de un post entero) con una postura critica de contundente apariencia, enmascarando un tono menor de reproche; al fin y al cabo es uno de los causantes del descalabro de CHA, representa sus propios intereses y mantiene un principio editorial de oposición frontal al nacionalismo aragonés. Coll le decía a Tip: ¡Yo mido 1’80! ¡Tengo un certificado médico que lo prueba! La vieja táctica de marear la badana; Marcelino Iglesias y la escolástica del engaño; los juristas y la nomina a fin de mes ¿alguien tenia alguna duda? ¡A ver si piden un informe jurídico sobre la existencia de Dios, para salir de dudas! El Ebro da de beber al Gran Bilbao, a Torrelavega, a Tarragona y ahora a Barcelona, después (puedo profetizar y profetizo) a Castellón, Valencia, Murcia y Almería y después a Melilla, Rabat, El Aaiún, Nouakchott y parte del Sahel. Y a los aragoneses nos darán el Premio Nobel de “tontos contemporáneos”; ya no seremos insolidarios, simplemente no existiremos. Aragón se transformará en el Gran Zaragoza y vale. En La Puebla de Albortón, Blesa, Arens de Lledó, Monroyo o Peñarroya de Tastavins que se jodan. Bueno, pero para Madrid el Ebro continuará siendo el Amazonas y mientras continuaré preguntándome: ¿No manda mucho Aguas de Barcelona? ¿Cuántos favores más se deben?
Publicar un comentario