domingo, 25 de mayo de 2008

CHA y el votante arrepentido.

No os preocupéis nadie lo va ha reconocer. Nunca nadie reconoce que se equivoca votando. Lo raro sería lo contrario. Pero existe el tiempo, ese inexorable aliado de la razón que siempre la acaba quitando o dando. Algunas veces el lapso se prolonga y se prolonga y hablamos de la necesidad de una perspectiva histórica; otras, las menos, es cuestión de semanas descubrir la verdad. La apelación al voto útil de la izquierda, esa extraordinaria contribución de los socialdemócratas a la política europea, volvió a funcionar a la perfección. Ya lo hizo en Octubre del 1982 magistralmente, cuando el PSOE eliminó del mapa al PSA y el PCE, entonces se utilizó el eufemismo de que no había recambio; y efectivamente no lo había ni lo hubo, fue la manga ancha para todas las tropelías posteriores. La otra excusa, ante el evidente desprestigio de la clase política, es el votar al menos malo de los presentes. Sin duda cada uno es libre de autoconvencerse de lo que quiera, faltaría más, mis dudas surgen cuando observo la nula ecuanimidad de las signatarios de la realidad (desgraciadamente, la realidad es lo que sale en la tele) El PSOE es tan trasvasista como el PP, “tanto monta, monta tanto”. El “estatutico” ni blinda el Ebro ni sirve para forrar libros. El campo de fútbol “Cinco Estrellas”, la famosa gabela del PAR, PP y Heraldo, ahora con un equipo en segunda. Se les vieron hasta las enaguas; no se necesitó pasarlos por el detector de mentiras. El ciudadano, que tenga un mínimo interés por lo que hacen con el dinero de sus impuestos, debe de reflexionar sobre la importancia de sus acciones. Pero desde “A la sombra de la sabina” intentamos discernir lo correcto y también es el caso reconocer los traspiés de CHA. En su etapa de tocar poder subestimó a los medios de comunicación, actuando sin mano izquierda ni tacto suficiente. CHA se enfrascó de cabeza en la guerra del fútbol, donde no tenía apenas que ganar. Se creyeron que los lectores del MARCA que los domingos por la tarde se ponen la bufanda nos iban a dar la razón. Y aunque estos son los beneficiarios de que el campo este en el centro de la ciudad, y de que sea municipal, no te lo agradecerán ni aunque le regales el abono. Y al final hasta IU tragó con la solución que les gusta a los poderes fácticos: llevar la Romareda a la Quinta Julieta (bueno vende mejor San José o la huerta de Miraflores) No tendrán valor con el Zaragoza en el infierno. Los errores de CHA existieron, pero fueron pocos, numéricamente muy pocos, ahora eso sí parecen que fueron autenticas “espadas de Damocles”, más pesados que un “agujero negro”. El mundo del Show-buisness y el de las poderosas corporaciones que imponen obras a los Estados es el mundo real, es el mundo que nunca vuelve atrás. El votante indefenso apechuga con su conciencia, que remedio, la próxima vez será. Hace poco mi hermano me recordaba una frase que repetía un viejo empresario antes de tomar una decisión: “vamos a intentar equivocarnos lo menos posible”. Continuo siendo un “old rebel” utópico, ambicionando ver una sociedad donde la divulgación científica y la discusión filosófica sea carne de “prime time”. Mejor esperaré sentado.

domingo, 18 de mayo de 2008

Arte e historia: la pegatina política en Aragón

La mejor pegatina de la historia del nacionalismo aragonés con diferencia. Creación del R.E.N.A. –ROLDE de ESTUDIOS NACIONALISTA ARAGONES- antes del descafeinado ROLDE a secas.
Se puede observar la suciedad acumulada durante largos años de estudios. Mi primera militancia fue la JGRA, que eran las juventudes del PTA más o menos.
Historias de la puta mili. La arranqué de la puerta de una taquilla. Era el año de la muerte de Paquirri, pero en Huelva. Ni idea del veterano que la dejó allí, también desconozco la procedencia de la obra.

La calle de la traición

Los acomodados nunca se enfrentan al poder. No les interesa, no es rentable; acaso se apuntan cuando el carro ya va solo y cuesta abajo. En el mundo rural aragonés no se puede faltar a la palabra dada. Las gentes del país no entendemos ni perdonamos que no se cumpla con lo dicho. Nos criaron así y prou. También nos inculcaron que la ley se escribe en piedra. Parte de nuestra idiosincrasia es el DERECHO y por ello nuestro carácter glorifica y salvaguarda la legalidad a toda costa. Juan de Lanuza es el símbolo máximo. Recordad el viejo refrán aragonés: “Callen barbas y hablen cartas” Vivimos en un mundo en transformación constante, donde la noticia de ayer ya no es noticia. La vorágine ciudadana desequilibra nuestros atávicos conceptos, tal vez sea esa la cuestión, tal vez me equivoque de legua y la mentira y la traición sean ahora motivo de elogio. Perdonarme, pero eso es lo que he visto las últimas semanas en Aragón. Escucho al portavoz de la Plataforma en defensa de l’Ebre (PDE) sus palabras son claras, no admiten disquisiciones. Con datos fundados, con la verdad por delante y sin resquicio a la duda; no da posibilidad a la justificación miserable. También escucho a otros que una vez predicaron bajo el cuño de la novísima cultura del agua (no se porqué incluidos en las listas de CHA) y vuelvo a alucinar, ¿estómagos agradecidos? Nos han vuelto a traicionar; ya he perdido la cuenta de las veces. El partido en el poder, creado para tocar poder, para saborear el poder. Donde hay tantos trepas por metro cuadrado que tienen que fregar los techos. Saturados de ex-lideres vecinales, de ex-boicoteadores de asambleas autonomistas, de ex-sindicalistas verticales; de toda una amalgama con escrúpulos diluidos en el frenesí de la EXPO que todo lo salva. Es conocido que en las carreras de caballos a algunos se les penaliza con un handicap. Que ahora esa carga la tiene en Aragón el PP, y que si pasa a los lomos del PSOE es suficiente para impedir continuar tocando poder. Saben que se la juegan. En este país cambiar de criterio sin admitir el error previo tiene muchos nombres. Ellos nunca dirán que rectifican, nunca que desandan, menos que reculan. Pero muchos ciudadanos que se creyeron, a pies juntillas, lo del voto útil en Marzo ya no pueden cambiarlo. Otros muchos nunca votamos al PSOE (por supuesto) pero nos manifestarnos, no se cuantas veces, en Zaragoza; también en Amposta o Barcelona; gritamos en las calles de Madrid y pillamos una buena chopa en Bruselas. ¿Quién puede evitar sentirse estafado?

miércoles, 14 de mayo de 2008

¿ Qué diría hoy Víctor Jara ?

¡ Qué espanto causa el rostro del fascismo !
Llevan a cabo sus planes con precisión artera
Sin importarles nada.
La sangre para ellos son medallas.
La matanza es acto de heroísmo
¿ Es este el mundo que creaste, dios mío ?
¿Para esto tus siete días de asombro y trabajo ?
en estas cuatro murallas sólo existe un número
que no progresa,
que lentamente querrá más muerte.
VÍCTOR JARA
Septiembre de 1973.

sábado, 10 de mayo de 2008

El precio del poder: La mentira

Estos días recuerdo una conversación que tuve hace años con una señora. Fue justo cuando el PP había presentado el PHN y comenzaba una guerra dialéctica de primer orden. Aquella señora defendía la idoneidad de la medida, decía que era innegable la escasez de agua que tenían en el Levante; hablaba de necesidad imperiosa, de que se morían de sed sin remedio. No había otra solución que trasvasar agua a los pobres desgraciados de Murcia. Yo le pregunté por los secanos de las márgenes del Ebro, si conocía el Monte de Fuentes, Quinto, Pina o Sastago, la Tierra de Belchite o los Monegros. Aquel argumento no sirvió demasiado, más bien me pareció que le importaba un bledo. Insistía machaconamente que la oposición al trasvase no era por su maldad, sino porque lo presentaba Aznar; que el PSOE era tan trasvasista como ellos y que llevaba la contraria por pura estrategia política. Por supuesto le espute a la cara que yo no era del PSOE y que lo que dijeran me la traía al pairo. Ahí quedó la cosa, adiós muy buenas y hasta nunca. Pero bastante tiempo después vi a aquella señora por la tele; resulto ser, por aquel entonces, una eurodiputada del PP. Y lo más fuerte de todo es que ella tenía razón, tenía toda la razón. Hoy nos enfrentamos a la cruda realidad, el PSOE español, el aragonés (si es que existe) y el PSC confirman lo que decía el PP. Ahora la única novedad radica en que son capaces de negar hasta la existencia de dicho trasvase. Pueden hacerlo, tienen la desvergüenza suficiente, pocos escrúpulos y nulo miedo a que les pillen en un renuncio. Al fin y al cabo la oposición ya esta previamente machacada. Es evidente que la crítica del PP es propagandística y con la boca pequeña; que el PAR escurrirá el bulto y que IU no dice ni hace lo mismo en Aragón que en Cataluña. Recordemos que el trabajo de preparación, subliminal y metódico, se realizó la legislatura pasada. Contribuyó una sibilina labor sindical, la UGT a la cabeza. El ínclito Membrado haciendo meritos, por cierto muy bien remunerados. Las otras patas del banco son los medios y sus posturas: Radio Zaragoza firmes y a la orden; el Periódico de Aragón con un ataque de cuernos haciendo de Gran Scala su bandera, y Heraldo (lo de Heraldo es digno de un post entero) con una postura critica de contundente apariencia, enmascarando un tono menor de reproche; al fin y al cabo es uno de los causantes del descalabro de CHA, representa sus propios intereses y mantiene un principio editorial de oposición frontal al nacionalismo aragonés. Coll le decía a Tip: ¡Yo mido 1’80! ¡Tengo un certificado médico que lo prueba! La vieja táctica de marear la badana; Marcelino Iglesias y la escolástica del engaño; los juristas y la nomina a fin de mes ¿alguien tenia alguna duda? ¡A ver si piden un informe jurídico sobre la existencia de Dios, para salir de dudas! El Ebro da de beber al Gran Bilbao, a Torrelavega, a Tarragona y ahora a Barcelona, después (puedo profetizar y profetizo) a Castellón, Valencia, Murcia y Almería y después a Melilla, Rabat, El Aaiún, Nouakchott y parte del Sahel. Y a los aragoneses nos darán el Premio Nobel de “tontos contemporáneos”; ya no seremos insolidarios, simplemente no existiremos. Aragón se transformará en el Gran Zaragoza y vale. En La Puebla de Albortón, Blesa, Arens de Lledó, Monroyo o Peñarroya de Tastavins que se jodan. Bueno, pero para Madrid el Ebro continuará siendo el Amazonas y mientras continuaré preguntándome: ¿No manda mucho Aguas de Barcelona? ¿Cuántos favores más se deben?